VIVE CON SENCILLEZ Y TRABAJA POR UN MUNDO MÁS JUSTO

En este contexto de crisis cada vez más incierto y desconcertante, Cáritas nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con el trabajo, con lo que significa y con lo que esperamos de él.

Empeñados en este último siglo en que el pilar del desarrollo es la economía, hemos olvidado que el verdadero progreso es el anhelo humano, común a todos, de ser feliz y hacer felices a los demás. Trabajar para vivir, para desarrollarnos como personas capaces de crear y proyectar, ha dejado paso al vivir para trabajar, para ganar más dinero, para adquirir más bienes.

En este tiempo de Navidad, Cáritas nos invita a vivir con sencillez y trabajar por un mundo más justo donde entre todos podamos lograr un trabajo «decente»:

  • Que sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer.navidad12
  • Un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad.
  • Un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación.
  • Un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar.
  • Un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz.
  • Un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual.
  • Un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación.

Cáritas apuesta por construir un modelo de sociedad donde el trabajo sea una fuente de desarrollo personal y social desde el que podamos re-construir juntos el bien común, partiendo de valores como la sobriedad, la sencillez, la austeridad y donde conceptos como el reparto del trabajo o la renta básica de ciudadanía puedan contemplarse como caminos reales y posibles para hacer una sociedad más justa y sostenible.

Ver más