¿Cómo detectar que mi hij@ consume drogas?

Saber si vuestr@ hij@ toma drogas no es fácil. Consumir drogas es un síntoma de que algo le falta, de algo que le está pasando por dentro. Hay algunos comportamientos, actitudes, situaciones, etc. que os pueden dar ‘pistas’ para saber si vuestr@ hij@ está en contacto con las drogas. A esas situaciones y comportamientos se les llama: indicadores de consumo. Muchos de estos indicadores puede que sean algo normal, típico de la adolescencia… o puede que no. Entonces… ¿tenéis que preocuparos? Cuando identificáis varios indicadores al mismo tiempo (no solo uno) y además veis que provocan cambios en la vida de vuestro hijo: puede ser motivo de preocupación.

Indicadores de consumo

  • Cambio brusco en el cuidado y aseo personal
  • Trastorno del sueño con insomnio y/o pesadillas y temblores
  • Pérdida de peso o exceso de apetito
  • Disminución del rendimiento escolar, fracaso escolar o abandono de los estudios
  • Comenzar a faltar a las clases
  • Cambiar radicalmente de amistades o juntarse con amistades consumidoras
  • Aislamiento físico, tendencia a aislarse en su habitación
  • Disminución de la comunicación verbal y afectiva
  • Empobrecimiento del vocabulario
  • Abandono de aficiones e intereses
  • Cambios bruscos de humor, cambios en el carácter (más agresivo o más aislado)
  • Perdida de responsabilidades
  • Cambios en su alimentación
  • Encontrarle la propia droga u algún utensilio para su consumo
  • El hecho de que desaparezcan objetos de valor o dinero en casa
  • Percibir cambios físicos, como pupilas dilatadas o contraídas, ojos enrojecidos y pequeños, congestión nasal, reacción lenta de movimientos, habla pastosa, o por el contrario “que está espitoso/a” y/o muy acelerado/a.