Una año más, Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón, ha llevado adelante el Campamento de Verano “el Romeral”, en el entorno de Santa María de Bruis. Han sido diez días estupendos en el que un total de treinta participantes,  acompañados de un Equipo de diez jóvenes entre monitores y voluntarios han podido disfrutar del entorno y las actividades programadas.

Aventura, diversión, convivencia, una actividad que compagina dos sectores de acción por los que  nuestra entidad siempre ha apostado: infancia y voluntariado.

El esfuerzo y trabajo  que lleva preparar un campamento se ve recompensado por las caras de satisfacción de los niños y el… “al año que viene vuelvo”. Y… eso esperamos todos, volver el próximo año.