El punto de encuentro se  trata de un espacio transitorio y una intervención temporal orientada a la normalización del régimen de visitas, hasta que desaparezcan las circunstancias personales que motivaron la necesidad de este recurso o que los progenitores asuman sus responsabilidades a la hora de llegar y cumplir acuerdos relativos al régimen y/o estancia con sus hijos.

Su ámbito de intervención es la infancia y familias en conflicto (progenitores divorciados o en proceso de separación). El principal objetivo es contribuir a defender el interés superior del menor manteniendo su derecho fundamental a relacionarse con ambos progenitores después de la ruptura.

El área de actuación del Punto de Encuentro Familiar de Monzón es amplia, colaborando con los juzgados de las siguientes comarcas de la provincia de Huesca: Bajo Cinca (Juzgado de Fraga), Cinca Medio y La Litera (Juzgado de Monzón), Ribagorza y Sobrarbe (Juzgado de Boltaña) y Somontano (Juzgado de Barbastro), aunque cabe destacar que por cercanía es el Juzgado de Monzón quien más casos deriva al centro. Sin olvidarse también de la colaboración prestada al Servicio de Protección del Menor de Huesca y Zaragoza, en caso de menores que han sufrido un desamparo y les indican visitas en el centro con sus familiares.

El centro ofrece diferentes servicios:

  • Apoyo del cumplimiento del régimen de visitas, a través de intercambios (entrega y recogida de menores para realizar visitas fuera del centro, que pueden ser de unas horas o de varios días), visitas supervisadas, visitas sin supervisar y visitas supervisadas en el exterior.
  • Actuación mediadora para la consecución de acuerdos que permitan la adecuación del régimen de visitas a la realidad.
  • Coordinación con las diferentes entidades derivantes y servicios que intervengan con los usuarios.