El director de Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón y Andrea Bau, psicóloga y una de las responsables del equipo de prevención, presentaron el pasado 18 de Octubre el PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE ADICCIONES BARMON. A pesar de que en la entidad ya se venían desarrollando hace algún tiempo actuaciones relacionadas con la prevención de adicciones, desde Cáritas se planteó como necesario crear un programa específico en el que quedasen enmarcadas todas estas actuaciones y en el que de forma concreta quedase establecida una línea de trabajo. Dos técnicos conforman el equipo de prevención cuyo objetivo es promover hábitos de vida saludables y facilitar herramientas que eviten o minimicen cualquier tipo de adicción y/o conducta adictiva. De entre los servicios que se prestan se encontraría el servicio de orientación individual y familiar, donde se realiza un primer diagnóstico para valorar el tipo de acompañamiento que necesita la persona y realizar la derivación al recurso más conveniente, en caso de que sea necesario; así como, actividades de prevención en distintas áreas: familiar, educativa y comunitaria. Destacan la creación de un programa específico de prevención para familias: “Brújula para padres”. Considerando la familia  como un pilar clave en el proceso de crecimiento de los hijos, la prevención dentro de esta área se hace ineludible. Gracias a este programa, se va a establecer contacto con los padres a través de las AMyPAS de los distintos centros educativos, para crear espacios de reflexión y diálogo donde se les darán herramientas, pautas y se desarrollarán habilidades que se configuran necesarias para abordar situaciones cotidianas que viven en sus casas con sus hijos. Así pues, de entre todas las actuaciones llevadas a cabo, siempre se hará especial hincapié en los menores, niños y adolescentes, que por la edad en la que se encuentran son más vulnerables.

Finalmente exponen que el trabajo en red y de forma coordinada con otras entidades y recursos de salud que hacen frente a esta problemática, será la base para que las actuaciones en materia de prevención cobren fuerza.